93.209.95.80

¿Cómo limpiar una alfombra?

Una alfombra oriental puede ser aspirada desde el primer día y con la frecuencia que usted estime conveniente.

Al ser alfombras anudadas a mano el polvo y la suciedad no atraviesan la alfombra, se limitan a depositarse sobre la superficie por lo que este solo acto de pasar la aspiradora mantendrá la alfombra limpia. Cuanto más tupido y pequeño sea el nudo más fácil resultará su limpieza.

Para una limpieza más profunda se recomienda contactar con un servicio especializado de limpieza de alfombras orientales, es preferible NO enviarlas a la tintorería habitual de ropa puesto que ellos no realizan esta labor limitándose a subcontratar con terceros este servicio. También hay que señalar que esta limpieza profunda NO hay que realizarla cada año si no más bien cada varios años (de cinco a diez años). Nunca hay que limpiarlas con amoniaco, ya que se trata de un material abrasivo y agresivo para la alfombra, al lavarla con amoniaco estamos “quemando” el esqueleto interior de la pieza. Tampoco hay que sacudirlas ya que al hacerlo estamos, igualmente, rompiendo poco a poco su esqueleto interior.

Le recordamos que disponemos de un servicio de limpieza y restauración de alfombras, con una simple llamada le podemos facilitar inmediatamente un presupuesto para la limpieza aunque para la restauración es necesario ver la alfombra. más información sobre limpieza de alfombras.

Volver a preguntas frecuentes

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola