93.209.95.80

Diferencias alfombra manual y mecánica

Descargar versión pdf version pdf

¿ Cómo  saber  si  una  alfombra  es  manual  o  mecánica ?

Esta  es, seguramente, una  de  las  dudas  más  frecuentes  que  se  plantea  a  la  hora  de  comprar, valorar  o  simplemente  curiosear  en  este  mundo  de  las  alfombras.

Y  sin  embargo  es, posiblemente, una  de  las  cuestiones  de  más  fácil  respuesta  y  que, con  las  “pistas”  adecuadas, podemos  llegar  a  entender  y  distinguirlas  con  suma  facilidad.

Todo  ello, el  saber  distinguir  entre  una  alfombra  manual  y  otra  mecánica  y  conocer  sus  diferencias, hará  que  valoremos  mucho  más  y  en  su  justa  medida, el  trabajo  que  representa  anudar  una  bella  obra  de  arte  como  es  una  alfombra  manual  y  comprendamos  que  el  precio  que  se paga  por  ellas, aunque  a  veces  mucho  dinero, es  siempre  muy  barato.

Aparentemente  son  similares  y  desempeñan  la  misma  función  pero  las  diferencias  son, simplemente, abismales. Es  exactamente  la  misma  diferencia  que  existe  entre  un  cuadro  pintado  a  mano  y  un  póster  o  lámina  impresa  con  una  imagen  sobre  ella.

Las  alfombras  manuales  provienen  de  una  tradición  que  se  remonta  a  más  de 2500  años  con  un  complejo   proceso  de  elaboración. Es  una  disciplina  que  ha  evolucionado  durante  más  de  25  siglos  adquiriendo  toda  una  serie  de  características  que  la  convierten  en  todo  un  arte.

Por  el  contrario, la  alfombra  mecánica, es  una, mejor  o  peor, imitación  pero  siempre  una  imitación  del  diseño  de  una  alfombra  tradicional  realizada   a  mano. Es  un  proceso  mecánico  realizado  por  una  máquina  que  es  capaz  de  producir  miles  de  alfombras  exactamente  iguales  con   una  calidad  y  resultado  inferiores  al  de  una  manual.

A continuación detallamos las principales “pistas” para diferenciar una alfombra manual de una mecánica:

1.- Flecos: En las alfombras manuales el fleco es parte de la urdimbre, los hilos verticales de la alfombra, por lo tanto es un hilo que nace en un extremo de la alfombra, cruza toda ella y sale por el otro extremo. En una alfombra mecánica el fleco es un añadido artificial que se cose en el extremo de la alfombra a fin de imitar el efecto de fleco real de una alfombra manual y, por lo tanto en este caso los flecos no salen del interior de la alfombra, están simplemente superpuestos.

 

2.- Nudo: la alfombra manual está anudada lo cual significa que si le damos la vuelta podremos ver la «bolita» del nudo, el reverso de una alfombra manual está llena de nudos. En una alfombra mecánica no existen nudos y en muchas ocasiones su parte posterior está recubierta por un forro de tela para disimular esta circunstancia, otra consecuencia de todo ello es que, generalmente, si tiramos de los «pelitos» de una alfombra manual éstos no salgan, como mucho lograremos arrancar algún hilo, sin embargo, en una alfombra mecánica al no tener nudo si tiramos de uno de esos hilos lograremos sacarlo limpiamente en forma de V.

3.- Inclinación del pelo: En una alfombra manual el pelo de la alfombra está siempre inclinado hacia un lado, lo cual tiene dos principales consecuencias: La primera es que ello produce un efecto tornasol y por lo tanto la alfombra se ve clara desde un lado y oscura desde otro y en segundo lugar al estar el pelo inclinado forma una estructura similar al de las tejas de un tejado y por lo tanto impide que la suciedad penetre en su interior, quedando acumulada en la superficie. Sin embargo en una alfombra mecánica el pelo siempre está recto, lo cual implica que con el paso del tiempo se empieza a chafar,  así mismo no hay efecto tornasol, se ve igual desde todos los ángulos. Y finalmente la suciedad sí entra en su interior.

Hilo en forma de V en una alfombra mecánica

4.- Tintes: Una alfombra manual puede estar tintada con tintes naturales o artificiales mientras que en una alfombra mecánica únicamente se utilizan tintes artificiales.

5.- Composición: Una alfombra manual puede estar anudada en lana o seda e incluso a veces en algodón pero nunca en tejido artificiales, mientras que las alfombras mecánicas suelen estar fabricadas con tejidos artificiales y en algunas ocasiones con lana, nunca seda.

6.- Calidad y resultado: Consecuencia de todo lo expuesto anteriormente es que una alfombra manual ofrece un resultado mucho mejor que una mecánica, mayor durabilidad y, sobretodo mucho mejor desarrollo con el paso del tiempo, lo cual significa que envejece mucho mejor, una alfombra manual generalmente se vuelve antigua, adquiriendo cada vez mayor belleza, mientras que una mecánica se vuelve vieja dirigiéndose, irremediablemente, hacia su único fin posible: el contenedor de la basura.

7.- Doblado: Como consecuencia de la forma en que está estructurada, una alfombra manual se puede doblar al igual que doblamos una sábana o una manta, mientras que una alfombra mecánica únicamente puede ser enrollada, de lo contrario su estructura se rompería.

En el siguiente video podemos observar el proceso completo de fabricación de una alfombra manual, desde su diseño hasta el final: