93.209.95.80

Estrechamos un kilim y añadimos el trozo sobrante en uno de los extremos para hacer la pieza más larga

En esta ocasión tenemos un kilim cuyo propietario desea reconvertirlo para hacerlo más estrecho y más largo. Para ello vamos a cortar un trozo, ajustando la medida, en el lateral (y así será más estrecho) y dicho trozo lo añadiremos en uno de los extremos de la pieza para hacerlo más largo.

En estas 6 primeras fotos vemos primero el kilim en su estado original y procedemos a medir el ancho que necesitamos y cortar el trozo sobrante.

En las 3 siguientes fotos se puede observar como trasladamos el trozo cortado y lo colocamos en uno de los extremos y procedemos a cortar el trozo que sobra para ajustarlo a la medida de la pieza.

En las 6 siguientes fotos se puede observar primero como sacamos el festón donde ya no hace falta, luego procedemos a la selección de lanas para realizar el nuevo festón en el lateral del kilim que perdió el suyo en el momento del estrechamiento: Consiste en colocar primero un hilo en todo el largo de la pieza y sobre él tejer el nuevo festón.

En las 3 siguientes fotos se puede observar como cosemos en el extremo del kilim el trozo que previamente habíamos cortado del largo.

Finalmente procedemos a ajustar el largo de la pieza al que nos solicita el propietario. Cortamos el sobrante y repetimos la operación de cosido de festón.

Aquí podemos observar el resultado final de este laborioso y meticuloso trabajo de restauración: El kilim ya acabado y ajustado a las medida precisas que el cliente ha solicitado ya colocado en su lugar.

Cualquier alfombra o kilim es susceptible de ser ajustada en sus medidas, no dude en consultarnos en caso de querer retocar alguna pieza.